CIQA | Centro de Investigación en Química Aplicada - En la lucha contra el cáncer
_

En la lucha contra el cáncer

Da-de-la-lucha-contra-el-cncer-05La quimioterapia es uno de los tratamientos utilizados contra el cáncer y consiste en administrar ya sea vía oral o intravenosa, diversos fármacos que destruyan, reduzcan o eliminen células malignas dentro del organismo.

Según la publicación Cancer.Net de la American Society of Clinical Oncology “la quimioterapia es el uso de fármacos para destruir las células cancerosas. Actúa evitando que las células cancerosas crezcan y se dividan en más células. Como las células cancerosas suelen crecer y dividirse más rápido que las células normales, la quimioterapia tiene mayor efecto en las células cancerosas. Sin embargo, los fármacos utilizados para la quimioterapia son fuertes y pueden dañar a las células sanas de todos modos. Este daño causa los efectos secundarios que están relacionados con la quimioterapia” (fatiga, dolores de cabeza, muscular, estomacal, por daño nervioso, úlceras, diarrea, náuseas, vómito, estreñimiento y trastornos de la sangre).

En apoyo a las acciones de combate a la enfermedad, diversos grupos de investigación del Centro de Investigación en Química Aplicada, desarrollan nuevas formas de administración de fármacos que disminuyan los efectos secundarios de la quimioterapia y sean dirigidos al ataque específico de las células cancerígenas.

1. Partículas fluorescentes cargadas con fármaco antitumoral para detectar células cancerígenas y liberar el medicamento por dos métodos: por ultrasonido o por detección del pH.
El grupo de investigación liderado por el Dr. Ramiro Guerrero y la estudiante M.C. Paulina Luciel Lugo de León está en la etapa de diseño de una partícula nanométrica (nanocápsulas cargadas con medicamentos antitumorales) cuya superficie será cubierta por una sustancia capaz de detectar células cancerosas. Una vez que la nanocápsula entre en contacto con una célula cancerosa, se adherirá a ella. Su propiedad luminiscente permitirá identificar las zonas de tráfico de las nanocápsulas y determinará si llegó al órgano afectado. La nanocápsula permanecerá adherida y su carga podrá ser liberada mediante la desintegración de las cápsulas por un estímulo externo (ultrasonido) o por el ataque ácido generado por el propio tumor.

2. Posible nuevo agente antineoplásico
En la búsqueda de medir el efecto de unas nanopartículas de un copolímero acrílico de 10 nm de diámetro como vehículo para introducir fármacos antineoplásicos en el organismo, el Dr. Guillermo López y la M.C. Hened Seade fueron enterados de que el vehículo por sí solo, sin medicamento, actuaba como un agente citotóxico sobre dos tipos de células malignas. Una línea celular fue la A549, de cáncer de pulmón, donde fueron eliminadas el 95% de las células, en 24 horas, mientras que la otra fue la línea HeLa, de cáncer cérvico-uterino, con una mortandad de las células de entre el 25 y 30%, también en 24 horas. Las pruebas de citotoxicidad cuyos resultados se mencionan fueron realizadas por el Dr. Rodrigo Muñoz del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey Campus CDMX. Estos resultados motivan el desarrollo de toda una línea de investigación exclusiva para el estudio de estas partículas que, por sí solas, muestran un gran potencial.
Dentro de los posibles beneficios de estas nanopartículas destaca la baja probabilidad de causar efectos secundarios debido a que por su tamaño no podrían penetrar en los tejidos sanos sino que irían exclusivamente a los tejidos malignos. Adicionalmente su costo de fabricación es extremadamente bajo y el material del que están elaboradas es uno aceptado por la FDA (Food and Drug Administration) que es la agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, medicamentos, cosméticos, aparatos médicos, productos biológicos y derivados sanguíneos.
El grupo de investigación seguirá realizando estudios para identificar el mecanismo a través del cual las nanopartículas ejercen su efecto citotóxico, así como para maximizar su eficacia tanto en las líneas celulares ya probadas como en otras correspondientes a otros tipos de cáncer.

3. Nanodispositivos basados en microemulsiones

Una microemuslión se formula al combinar un tensoactivo, aceite y agua en proporciones adecuadas. Bajo la dirección del Dr. René Peralta, este grupo de investigación, en el que participan el Dr. Héctor Iván Meléndez Ortiz, la M. C. Gladis Y. Cortez Mazatán, la estudiante de doctorado M. C. Cynthia Lyzeth Barrera Martínez y la estudiante de licenciatura Daniela Nataly Díaz Zepeda, realiza pruebas con aceites esenciales de menta, canela, clavo y tomillo, y (o) derivados como trans-anetol y cinamadehido, todos ellos con propiedades anticancerígenas. Una vez formadas las microemulsiones, las cargan con fármacos como el pactlitaxel o el metrotrexato, utilizados para el tratamiento de enfermedades cancerígenas y con el activo curcumina. El nanodispositivo que los investigadores forman, será probado en diversos tipos de líneas celulares cancerosas como el cérvico uterino, mama, próstata o leucemia para combatir la enfermedad y también determinar el daño que se realiza a las células sanas. Adicionalmente, las gotitas de microemulsión están siendo recubiertas con quitosano, un polímero de origen natural que presenta respuesta al pH de los tumores cancerosos, para liberar el fármaco en el lugar preciso, mimizando el daño a tejidos sanos. Entre las novedades que presenta esta tecnología está el potenciar la actividad anticancerígena de los fármacos con los aceites, eliminar los efectos secundarios y bajar el costo del tratamiento.

Cabe mencionar que las etapas de estos desarrollos son iniciales. Antes de que estos productos lleguen al mercado deben de pasar pruebas in vitro, pruebas in vivo y una serie de regulaciones que pueden llevar años.
El pasado 4 de febrero, la Organización Mundial de las Naciones Unidas celebró el día mundial de la lucha contra el cáncer para crear conciencia en la población sobre esta enfermedad que es responsable de una de cada seis muertes en todo el mundo.


CIQA | Centro de Investigación en Química Aplicada