CIQA | Centro de Investigación en Química Aplicada - En el Día Mundial del Medio Ambiente: La apuesta tecnológica y sustentable en el reciclado de plásticos
_

En el Día Mundial del Medio Ambiente: La apuesta tecnológica y sustentable en el reciclado de plásticos

Por M.C Adrián Méndez Prieto (CIQA)*

La preocupación por la protección del medio ambiente y los recursos naturales ha constituido una de las inquietudes más destacables de la sociedad contemporánea a nivel mundial. Por ello, el reciclado de los materiales surge como una opción que implica beneficios de mejoramiento ecológico tanto en la reducción del volumen de residuos y la contaminación, como en la conservación de los recursos naturales. Ofrece, además, beneficios económicos ya que los costos del proceso de transformación de los materiales reciclados se consideran menores que el del material virgen.

El término reciclado o reciclaje es el proceso mecánico donde un producto ya utilizado o de posconsumo (vidrio, papel, cartón, aluminio, tetrapak o plástico, entre otros) es reintroducido a un ciclo de tratamiento parcial: separación, molienda, fusión, entre otras etapas. El objetivo es obtener una materia prima o un producto nuevo con la misma aplicación original o una diferente.
Reciclar tiene importantes retos técnicos que enfrentar. En principio, por la generación de grandes volúmenes plásticos residuales producto de la gran diversidad de aplicaciones que tienen en la industria y en la vida diaria, y al corto ciclo de vida de los empaques. En el año 2011, la Asociación Nacional de la Industria Química reportó una producción nacional de resinas sintéticas de 3.2 millones de toneladas y un consumo nacional aparente de 5.3 millones toneladas. Asimismo, la Asociación Nacional de la Industria del Plástico (ANIPAQ 2011) reporta que en México sólo se recicla 15% del total.

Los plásticos residuales generan un impacto ambiental debido, principalmente, a factores como su baja densidad que causa un mayor efecto visual que otros materiales, y su resistencia a la degradación que permite duren por largo tiempo en la etapa de disposición final. Asimismo, por la presencia de aditivos adicionados a los plásticos desde su síntesis hasta su transformación para mejorar y modificar sus propiedades.
Otra dificultad técnica es la gran variedad de plásticos que existen en el mercado, alrededor de diez clases de resinas base y tres mil tipos de plásticos que permiten elaborar diversos productos como envases, bolsas, charolas, contenedores, juguetes, entre muchos otros más; los mismos son obtenidos por diversos procesos de transformación como moldeo por inyección, extrusión, termoformado, por mencionar algunos, por lo que los requerimientos de procesamiento para cada material serán distintos según el proceso utilizado.

En sus inicios, los esfuerzos en el reciclado se dirigieron hacia los empaques, películas plásticas y envases, principalmente, mientras que en la actualidad la prioridad se dirige a campos con mayor aplicación tecnológica como el reciclado automotriz, alfombras textiles, carcasas de computadoras, las cuales implican un mayor valor agregado.

La tendencia en el reprocesamiento de los materiales plásticos va hacia piezas multi-componentes constituidas por varias capas laminadas, como la bolsa para empaque recubierta con aluminio o piezas plásticas metalizadas moldeadas con aplicación en equipos electrónicos o automotrices.
Así también, se observa el desarrollo de compatibilizantes que permiten mezclar plásticos diferentes mejorando su comportamiento durante el procesado y sus propiedades de aplicación, en la medida que la incompatibilidad de la mezcla o la presencia de aditivos como cargas, pigmentos, retardantes a la flama y estabilizadores, entre otros, pueden interferir con la calidad del producto o limitar su reciclaje. De esta forma, es posible procesar al mismo tiempo un envase para refrescos de PET con su tapa de polipropileno.
Por otro lado, la incorporación de nano compuestos a materiales reciclados para la obtención de productos con mayor valor agregado surge como otra oportunidad tecnológica de actualidad; los nano compuestos son plásticos con cargas inorgánicas que miden una millonésima parte de un milímetro.

Actualmente, en el Centro de Investigación en Química Aplicada se investigan y desarrollan sistemas compatibilizados para mezclas PET-poliolefinas, se trabaja en la mejora constante del proceso de reciclado mecánico de los envases de PET, así como se realizan estudios sobre el comportamiento fisicomecánico de la biodegradación de estos envases.
Se asesora a la industria tanto en la implementación de líneas de reciclado en plásticos de ingeniería como policarbonato, ABS y Nylon utilizados tanto en partes electrónicas y piezas automotrices, como en el reaprovechamiento de los residuos plásticos de aplicaciones agrícolas, como invernaderos acolchado, etcétera.

Se trabaja también en el reaprovechamiento de sistemas multicomponentes o multicapas, como películas plásticas metalizadas, las cuales, por su recubrimiento, presentan dificultad para reciclarse, por lo que, mediante el procesamiento adecuado y la aplicación de mezclas y aditivos pertinentes, es posible su reprocesamiento en diversas aplicaciones comerciales.

De esta manera, el CIQA aporta alternativas a la problemática ambiental presentando soluciones tecnológicas sustentables.
 
* Investigador titular “B” del Departamento de Procesos de Transformación del Centro de Investigación en Química Aplicada, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


CIQA | Centro de Investigación en Química Aplicada